Última Hora

Recientemente se publicó en La Gaceta el reglamento general para la regulación del suministro de gas licuado de petróleo y el reglamento técnico.

Este segundo puntualiza en los equipos para la industria del petróleo, cilindros portátiles, tanques estacionarios, equipos y artefactos para suministro y uso de gas licuado de petróleo.

El cambio más importante es la obligación a las empresas envasadoras de cambiar las válvulas, principal generar de problemas con este producto que provoca el 95 por ciento de las emergencias por gas.

Las empresas tendrán poco menos de dos años para realizar los cambios, que a la vez obligará al usuario a tener un nuevo acople para poder utilizar el gas con la nueva válvula que dicta el reglamento.

Además las empresas deberán implementar un sistema para el seguimiento de los cilindros, para conocer su antigüedad y eventual deterioro; incluidos los tanques estacionarios o fijos.

La fiscalización y cumplimiento de estos reglamentos recae en el Minae y la Aresep.

Así acaban 12 años de luchas por parte de instituciones como Bomberos, que solicitaban medidas más rigurosos para la comercialización de este tipo de productos.