Última Hora

Grabar y reproducir el llanto de un perezoso rescatado en una playa limonense, permitió a su madre reunirse nuevamente con él tras casi 48 horas separados.

Lo impresionante de esta historia es cómo lograron reunirlos nuevamente.

El pequeño perezoso de tres dedos fue encontrado por turistas en playa Cocles, en Puerto Viejo de Limón. Pesaba solo 400 gramos, estaba solo y lleno de arena.

Los voluntarios del Centro de Rescate Jaguar trataron de ubicar a su madre pero no lo lograron. Por esa razón, grabaron y reprodujeron, en altavoz, el llanto del animal.

No es la primera vez que en el Centro de Rescate Jaguar, en Puerto Viejo, utiliza esta curiosa técnica para reunir familias de perezosos.