Última Hora

Información confidencial llevó al Organismo de Investigación Judicial (OIJ) hasta el Zurquí en busca de pistas sobre un empresario italiano desaparecido desde el lunes anterior.

La diligencia se llevó a cabo este sábado en el sector conocido como Ventanas, sobre la ruta 32.

Agentes judiciales rastrearon el lugar, luego de recibir información que ubicaba ahí al empresario desaparecido.

La búsqueda no dio resultado positivo.

Una de las últimas personas con las que el empresario Stefano Calandrelli tuvo contacto fue con la dueña de una casa, ubicada en San Joaquín de Flores.

Los agentes vigilaron la vivienda: fue así como vieron salir a un sujeto con bolsas plásticas.

Lo detuvieron en Río Segundo de Alajuela y en las bolsas encontraron trozos de prendas con aparentes rastros de sangre que ahora se analizan.

La mujer con la que el empresario habría tenido contacto también cayó: el OIJ la siguió hasta Limón y ahí fue detenida.

Los investigadores allanaron la vivienda donde se presume que el hombre de 51 años habría sido retenido.

El OIJ encontró indicios que se relacionan con Calandrelli, visto por última vez el lunes anterior en Escazú.

Por el caso hay cinco personas detenidas: tres hombres de 20, 22 y 38 años, así como dos mujeres de 19 y 24. Todos están a las órdenes del Ministerio Público.

Mientras tanto, continúa la investigación para dar con el paradero del empresario desaparecido.