Última Hora

La boda de Enrique de Inglaterra y la actriz Meghan Markle dejó hermosas imágenes y una estela de detalles curiosos que los medios internacionales no han perdido el rastro.

Acá les mostramos algunos de ellos:

- Tras toda la polémica suscitada por la ausencia de su padre Thomas Markle, Meghan Marle recorrió prácticamente sola todo el camino hasta el altar y se tomó del brazo de su suegro, el príncipe Carlos, casi al final.

- El cantante británico Elton John, la presentadora de televisión Oprah Winfrey, el actor George Clooney y el exfutbolista David Beckham, estuvieron entre los invitados en la iglesia San Jorge de Windsor.​

- Clooney y su mujer, Amal Clooney, provocaron aplausos entre el público congregado fuera de la iglesia.

- Beckham y su esposa Victoria fueron invitados pese a que el exfutbolista protagonizó un patinazo en la anterior boda real.

La Casa Real pidió a las mujeres que llevaran sombrero y a ellos que no llevasen medallas, después de que Beckham se colgara la suya en el costado equivocado en la boda del príncipe Guillermo, en 2011.

- A la boda acudieron dos exnovias de Enrique, Chelsy Davy y Cressida Bonas.

- Entre los hombres predominaba el chaqué oscuro, combinado con chaleco brillante y corbata, ellas con tocadas con vestidos de todos los colores, y espectaculares sombreros.

- La reina Isabel II de Inglaterra nombró este sábado duque de Sussex a su nieto Enrique, pocas horas antes de que se casase.

- El hermano de Enrique, el príncipe Guillermo, segundo en la línea de sucesión al trono de su abuela, recibió el título de duque de Cambridge, que su esposa Catalina adoptó en el momento en que se casaron.

- Enrique es el sexto en la línea sucesoria al trono de Inglaterra, desplazado sucesivamente del tercer puesto por sus tres sobrinos, los hijos de Guillermo.

- Markle lució un vestido de novia blanco de seda creado por la diseñadora británica Clare Waight Keller, directora artística de la casa de alta costura francesa Givenchy.

La flamante duquesa de Sussex, de 36 años, optó por un traje de corte sencillo, moderno y elegante que ensalzaba su figura, con escote de barco, mangas tres cuartos, cola y un velo muy largo con bordados en los extremos.

- Conforme al deseo de Meghan, el velo, de cinco metros de largo, era bordado de flores que representan los 53 países de la Commonwealth. La novia agregó dos flores de su elección, entre ellas una amapola de California, de donde es originaria.

- Meghan llevaba también unos zapatos Givenchy y una tiara de diamantes de 1932, prestada por la reina Isabel II, abuela del príncipe Enrique. Los pendientes y la pulsera eran de la casa Cartier.

- El novio vestía por su parte el uniforme de gala de los Blues and Royals, un regimiento de la caballería real.

- Si Meghan está con el príncipe Enrique ella asume su rango y los miembros de la familia real por debajo de él deberán hacerle la reverencia a ella. 

Pero si Meghan va sola por un pasillo y se encuentra con la princesa Beatriz, que tiene sangre real, es la estadounidense la que tendrá que hacer la reverencia a Beatriz.