Última Hora

José Domingo Cruz es un oficial con 34 años de laborar en la Fuerza Pública del Ministerio de Seguridad, actualmente es director regional en la Zona Sur, fronteriza con Panamá, una zona donde operan grupos criminales importantes.

Reconoce que algunos miembros de esos grupos lo han buscado, incluso, se reunieron con él en su oficina.

Cruz asegura que por los valores y el amor por la Fuerza Pública respondió con un no rotundo a estas personas, a pesar de las amenazas.

Este funcionario reconoce que no todos los oficiales reaccionan de la misma manera, de hecho actualmente varios de sus subalternos son objeto de investigación por parte de la fiscalía pues cedieron ante las presiones o ante el dinero.

El Pacífico sur de Costa Rica es el primer punto de contacto entre quienes trasladan la droga desde las costas de Ecuador y Colombia. Asimismo, la frontera con Panamá permite el ingreso de cargamentos por tierra.

Estos grupos ya han reclutado policías de Fuerza Pública pero también guardacostas.

Una denuncia que es investigada por la fiscalía señala que al menos cuatro oficiales del Servicio Nacional de Guardacostas muestran un crecimiento económico importante, incluso, se ha detectado la construcción de viviendas, compra de carros y propiedades los cuales son puestos a nombre de terceros generalmente familiares.

La denuncia indica: "me enteré que algunos empleados de Guardacostas cobran una peaje a las lanchas que traen droga y las que no pagan dinero son detenidas”.

Todas estas personas han incrementado sus bienes comprando propiedades y vehículos, dándose la buena vida a vista y paciencia de las autoridades de la Zona Sur.

Son irregularidades que están sucediendo en el trayecto entre Pérez Zeledón y Paso Canoas, inclusive, Quepos.

Telenoticias solicitó una entrevista con el Ministro de Seguridad, Michael Soto, para conocer su política contra la corrupción policial pero sus encargados de prensa indicaron que no hablaría.