Última Hora

El conflicto que vive Nicaragua entre ciudadanos y gobierno desde hace casi un mes provoca escasez de alimentos, combustible y gas en los departamentos de Bluefields, Carazo, Granada, Chinandega y Boaco, según informa La Prensa.

Esta situación se da producto de los bloqueos de vías con barreras de todo tipo de material (piedras, escombros, llantas, etc.) construidas por los manifestantes como forma de protesta contra el gobierno de Daniel Ortega y su desbocada violencia, que ha dejado más de 50 muertos y centenares de heridos.

“Este jueves la población de Bluefields se quejaba que debido al tranque (bloqueo) situado en Nueva Guinea, ya hay falta de granos básicos como el arroz, ya no hay pollo, huevos y de los altos precios de los combustibles y el gas butano. 

Marbely Dixon pobladora de Bluefields dijo que el gas se ha terminado y el combustible se está cotizando ya a 250 córdobas el galón, lo que tiene preocupados a los pobladores”, describe La Prensa de Nicaragua en su sitio web.

El trasporte de alimentos y combustible queda paralizado debido a los bloqueos lo que imposibilita la llegada de los recursos hasta los ciudadanos de estos departamentos.

Los comerciantes señalan que lo único que hay es lo que se produce en la zona.

Los ciudadanos bloquean estos lugares porque el gobierno subió el precio de los combustibles, porque no ha realizado un aumento del precio en servicio de taxi y porque el presidente Ortega no deja el poder.

Esta situación preocupa también a los habitantes porque temen que por la escasez los alimentos suban de precio en los próximos días.

“Por los tranques (bloqueos) no dejaban pasar a los camiones. Nos vendieron limitado, dijo Regina Romero, comerciante del mercado La Mascota, y explicó que la semana pasada tuvieron que racionar el producto para quedar bien con sus clientes”, indica el medio.