Última Hora

El servicio de emergencias 9-1-1 cobrará a partir del 1 de julio el nuevo impuesto a usuarios de Internet y tendrá un respiro en sus finanzas.

Este jueves se publicaron en el diario oficial La Gaceta los cambios a la ley que permiten el cobro del impuesto a usuarios de Internet y otras modalidades de llamadas.

Con esto busca sanear las finanzas del sistema de emergencia, reestructurarlo y mejorar el servicio de cara a las necesidades de los usuarios.

En el pasado el servicio de emergencia enfrentó problemas económicos que impedían la contratación de personal, pago de horas extras y compra de equipo tecnológico.

A pesar de que la ley faculta al 9-1-1 a empezar inmediatamente con los rebajos. Será hasta el primero de julio que se rebajará el dinero del impuesto a los usuarios en su nueva modalidad.

El cobro se extiende a usuarios de telefonía tradicional, telefonía móvil, telefonía voice over IP, Internet fijo y móvil.