Última Hora

Chamelo es un señor de 90 años, descalzo quién ama la agricultura y por eso no sale de ella pese a que recibe una pensión.

A él lo encontramos metido en chilar, su humildad es sencillamente encantadora.

Los domingos tiene un ritual: va a misa, pasa a visitar a los abuelitos del Hogar de Ancianos, después por una cerveza y una boca de arroz con pollo y a descansar.