Última Hora

Quienes brinden servicios en salud, derecho, administración, ingeniería y arquitectura y aún no dan facturas electrónicas, se exponen a una multa de hasta 43 millones de colones.

La facturación electrónica se volvió obligatoria desde hace 4 meses en nuestro país.

Los profesionales en diferentes sectores debían cambiar las facturas de papel por electrónicas.

Quienes incumplan se exponen a altas multas.

Existen dos tipos de sanciones: la primera es por no inscribirse en el proceso de facturación electrónica.

La multa va desde los 3 salarios base que equivalen a 1.278.600 y hasta los 100 salarios base que serían 43 millones 620 mil colones.

La otra sanción se aplica a quienes no hacen la factura valida a un cliente o no la entregan, si esta conducta se vuelve reincidente se podría cerrar el local hasta por 5 días.

Para evitar que a más empresas o personas que brindan esos servicios las sancionen, el Colegio de Contadores Públicos, en sus instalaciones en Moravia, dará charlas y evacuarán dudas este jueves de 9 de la mañana a 12 mediodía y de 2 de la tarde a 4, y serán gratis.