Última Hora

Thomas Tuchel, confirmado este lunes como sucesor de Unai Emery en el banquillo del París SG para la próxima temporada, es un reputado estratega y un apasionado al que a menudo se le ha comparado con Pep Guardiola.

Imbatido en su estadio fetiche del Signal Iduna Park durante sus dos temporadas en Dortmund, Tuchel ganó en su segundo año la Copa de Alemania y quedó tercero en la Bundesliga.

Pero en su época de entrenador del Borussia Dortmund también demostró que no se muerde la lengua, llegando a enfrentarse a los dirigentes del club alemán, lo que le costó su cese a finales de la temporada pasada.

Las divergencias comenzaron con el atentado con bomba que sufrió el equipo el 11 de abril de 2017, en el que resultó herido el defensa español Marc Bartra y que conmocionó al resto del plantel, que tuvo que disputar un partido de Champions tan solo 24 horas después.

Tuchel se reveló contra esta decisión de jugar tomada por el patrón del club Hans-Joachim Watzke.

Rebelde

Esta tendencia a la rebeldía lleva a algunos a pensar que sea complicado que pueda adaptarse a la vida de un club grande.

"La pregunta es saber si habrá aprendido algo de sus dos años en Dortmund", dijo el entrenador y comentarista Armin Veh cuando le preguntaron por la posibilidad de que Tuchel fichara por el Bayern de Múnich: "Si no es el caso, va a tener problemas".

Sin equipo desde su marcha del Dortmund, este hombre de frente despejada y orejas ligeramente despegadas mantuvo contactos con el gigante bávaro a comienzos de año, pero parece que él mismo puso fin a las largas negociaciones con el Bayern para concentrarse en el proyecto del PSG.

"Nos hizo saber que había ya firmado con otro gran club", admitió el patrón del Bayern Karl-Heinz Rummenigge a finales de marzo, sin dar más precisiones.

Tuchel, de 44 años, debutó en los banquillos de la Bundesliga con el Maguncia (2009-2014). Desde entonces, se le ha considerado como el clon de Guardiola, el actual entrenador del Mánchester City y con el que coincidió en Alemania cuando el catalán entrenó en Múnich: misma obsesión táctica, mismo fútbol de presión/posesión, mismos gestos en el banquillo.

Invicto contra el Real Madrid

Al igual que el técnico catalán, es un incondicional del juego rápido y del rigor, lo que requiere futbolistas maduros tácticamente, pero que también lleva a la extenuación a los jugadores.

Algunos en Dortmund le reprocharon veladamente ser el responsable de la cascada de lesiones que perjudicaron al equipo durante toda la temporada pasada.

La gran diferencia por ahora entre el futuro entrenador del PSG y el extécnico del Barcelona es el palmarés: en su primera temporada con el Dortmund, Tuchel llevó al equipo al subcampeonato y fue designado mejor entrenador de la Bundesliga. Y el año pasado ganó la copa, su único título hasta el momento.

En la Liga de Campeones 2016-2017, recibió numerosos elogios tras empatar con el Real Madrid en los dos partidos de la primera fase (2-2 en ambos encuentros) y llevar al equipo a los cuartos de final, donde cayó eliminado con el Mónaco (2-3 y 3-1) en una eliminatoria marcada por el atentado contra el autobús de los jugadores.

A Tuchel se le atribuye también una gran capacidad para dar confianza y ayudar a eclosionar a jóvenes con gran potencial... aunque seguramente no será por este motivo por el que le haya firmado el París SG.