Última Hora

Con detectores de metal y brazaletes, la clínica Marcial Fallas pretende frenar las agresiones contra su personal.

Hace un año, médicos de la clínica denunciaban agresiones y amenazas.

Este viernes, el fiscal del Colegio de Médicos acudió para supervisar las medidas que se han tomado desde entonces.

Según la coordinadora de emergencias de la Marcial Fallas, los casos de violencia han disminuido.

Ahora la clínica cuenta con botones de pánico y hay 39 oficiales de seguridad privada que velan por los usuarios y el personal.