Última Hora

La Defensoría de los Habitantes denuncia la ausencia de un sistema que permita atender con eficiencia el problema de la pobreza.

La gran cantidad de instituciones y la variedad de programas asistenciales, solo provocan entrabamiento, de manera que la ayuda no llega a quienes la necesitan.

Las dificultades que tiene el estado para articular el trabajo generan graves problemas, como el desperdicio de recursos.

Los dineros no llegan a quienes realmente los necesitan.

Adicionalmente el país ha creado tantas  leyes en materia social, que ninguna se aplica  como debe ser.

Según la Defensoría, se ha generado una confusión del papel que debe desempeñar cada institución.