Última Hora

Rafa Nadal, número uno del mundo, se mostró contento este jueves tras avanzar a cuartos de final del torneo de Madrid al ganar al argentino Diego Schwartzman 6-3, 6-4, y aseguró que "está feliz de cómo están yendo las cosas".

"Estoy bien, feliz de cómo están yendo las cosas, disfrutando de jugar y mañana tengo un partido clave dentro del torneo, contra un jugador muy difícil y que es una oportunidad para jugar contra uno de los jugadores mejores del mundo", dijo Nadal tras el encuentro.

El español, vigente campeón del torneo madrileño, se enfrentará en cuartos al austriaco Dominic Thiem, con el que se midió en la final de esta competición el pasado año.

"Estoy motivado para jugar ese partido", añadió Nadal, quien no escondió las dificultades que tuvo este jueves contra Schwartzman.

"Era un partido difícil, es un jugador que tiene mucho talento, que es muy rápido. Hasta el 6-3, 4-2, el partido no era perfecto, pero creo que era un partido correcto, y ahí se ha complicado todo, he jugado dos juegos malos" que permitieron al argentino remontar y ponerse 4-4 en la segunda manga.

Una doble falta de Schwartzman permitió a Nadal ponerse 5-4 para cerrar con su saque: "Se ha ganado 6-4, pero el partido estaba mucho más abierto".

El número uno del mundo, en cambio, restó importancia al hecho de haber encadenado 50 sets seguidos ganando en tierra batida para batir el récord establecido por John McEnroe en 1984 al ganar 49 mangas seguidas en moqueta.

"Esto es circunstancial", dijo Nadal, afirmando que "ni mucho menos menosprecio ningún récord, pero ahora no estoy para pensar en este tipo de cosas, estoy para pensar en mi rival".

Nadal, que está completando su tercer torneo en tierra este año tras ganar en Montecarlo y Barcelona, consideró que "el desgaste físico no ha sido muy grande, no he jugado ningún partido a tres sets, no puede haber un desgaste físico".

"Sí hay desgaste mental de cada día estar centrado", pero "estoy feliz de cómo están yendo las cosas", reiteró.