Última Hora

El nuevo presidente, Carlos Alvarado, llegó a las 6:50 a. m. a Casa Presidencial e inició labores como presidente con la obligación de abrirle camino a la reforma fiscal.

Este es el tema en el que el mandatario se concentra por el momento.

Alvarado tuvo un desayuno con un diputado y una delegación de Japón y luego se reunió con diputados de Liberación Nacional.

El jefe de fracción del PLN, Carlos Ricardo Benavides, reafirmó la disposición de su partido al diálogo y a contribuir con lo que Costa Rica demanda.

“Nuestro ánimo es el de contribuir con lo que necesita Costa Rica. Estamos en la mejor disposición de escucharlo y de trabajar juntos por nuestro país”, confirmó el liberacionista.

En la reunión participaron el ministro de la Presidencia, Rodolfo Piza, y sus viceministros Agustín Castro y Nancy Marín, así como el jefe de fracción del PAC, Víctor Morales Mora.

“Sin Liberación no es posible avanzar en las grandes reformas del estado que requiere el país”, comentó Piza.

En el encuentro, se habló también de compromisos del Ejecutivo en medidas de control del gasto del Estado, así como de proyectos de revisión del empleo público para la eficiencia.

Igualmente, el gobierno anunció su interés en trabajar en conjunto con los diputados de cada región o provincia en el impulso de proyectos de infraestructura, agua y empleo con enfoque territorial, entre otros.

Como parte de este proceso de diálogo y de construcción de agenda nacional, el presidente Alvarado se reunirá este miércoles con Restauración Nacional y el jueves con la fracción del Partido Unidad Socialcristiana.