Última Hora

Pasar por Calle Siles, detrás de la Universidad Latina ya es peligroso, pero gracias a APRACUR nadie sale con accidentes.

Y es que él todos los días y durante 18 veces, se pone a un lado de la línea férrea para avisar a los conductores que ya va a pasar el tren y así evitar accidentes.

Lo hace desde que se pensionó y no hay día que falte, por eso sí usted se lo topa, salúdelo y agradézcale, que su trabajo es desinteresado.