Última Hora

El retiro del anestésico Propofol de todos los centros médicos de la Caja Costarricense de Seguro Social obligó a la suspensión cirugías ambulatorias en diferentes puntos del país.

Solo en el hospital San Juan de Dios, esa cifra ya llegó a los 40 procedimientos.

Según las autoridades de la Caja, la decisión de sacar el anestésico es una medida preventiva luego de que ocho pacientes de 7.200 a los que se les suministró presentaron una reacción adversa.

Los expertos de la institución están realizando estudios para determinar si existe alguna contaminación en el fármaco. De momento, de tres cultivos analizados todos han sido negativos.

La institución aseguró que los ocho pacientes que presentaron algún problema están fuera de peligro, y aseguró que ya se realizó la compra de un nuevo lote del medicamento, el cual ya se encuentra en Panamá.