Última Hora

Un gato casero se recupera en el Hospital de Especies Menores y Silvestres de la Universidad Nacional (Hems-UNA) tras recibir un disparo de un rifle de copas, que hizo que el felino perdiera uno de sus ojos.

Mauricio Jiménez, director del Hems-UNA, indicó que por una avanzada infección en el área del pómulo izquierdo se presume que la agresión ocurrió al menos hace una semana.

Por el momento se desconoce el agresor del animal.

El gatito se recupera en el Hems-UNA a la espera de poder ser colocado en un nuevo hogar.