Última Hora

Pequeñas células criminales dedicadas al microtráfico instaladas en Pavas, Desamparados, Alajuelita y Limón han disparado la cifra de crímenes durante los últimos tres años.

El 2017 cerró con un total de 603 crímenes, aunque la cifra puede variar luego de unos análisis que realizará el OIJ en los próximos días.

Con esa cifra, la tasa es de 12 muertes violentas por cada 100.000 habitantes. Después de 10 se cataloga como una epidemia, según la Organización Mundial para la Salud (OMS).

En el 2015, la tasa de crímenes fue de 11,5 por cada 100.000 habitantes, mientras que en el 2016 ascendió a 11,8 por cada 100.000 habitantes.