Última Hora

De forma rápida, en armonía y con mayoría de mujeres, así se resume la jornada del primero de mayo en la Asamblea Legislativa.

Desafiando la tradición de entrabar y dilatar por largas horas la elección del directorio, los nuevos diputados fueron expeditos este año.

Los compromisos se cumplieron casi al pie de la letra.

El PAC tuvo sin mayor problema a Carolina Hidalgo en la presidencia.

A cambio de entregar la primera secretaría a Luis Fernando Chacón de Liberación Nacional y algo más que estaría por venir.

Esa elección fue posible con la ayuda de los votos de la Unidad. Que también canjearon su apoyo por el puesto de vicepresidencia que quedó en manos de otra mujer: María Inés Solís.

Las dos prosecretarías no alteraron el plan original del directorio multipartidista que quería el PAC.

Liberación se dejó la primera en manos de Yorleni León y la Unidad la segunda que quedó para Shirley Díaz.

Lo que sí no estaba en el mapa del partido de gobierno fue cómo en la segunda secretaría se coló una diputada de Restauración Nacional.

Ivonne Acuña quedó electa con 45 votos. La fracción evangélica encontró de pronto un apoyo de los liberacionistas y la puso en entre los puestos de mayor control del directorio.

Así se conformó el primer directorio del periodo constitucional 2018-2022.

Que además de rápido y con pocos contratiempos despertó un par de dudas.

Liberación no pudo mantener intacta su línea de partido de apoyar al PAC en la presidencia. Daniel Ulate, dijo que votaría en blanco y así fue. Pero por reglamento al final el voto se le sumo a Hidalgo en la presidencia.

Esa misma elección evidenció un voto disidente más. Restauración Nacional tuvo 15, es decir uno más que su fracción.