Última Hora

En 1995 Manuel Barrantes tuvo que enfrentar la amputación de su pierna izquierda a causa de un tumor maligno. Lo que nunca imaginó es que lejos de apartarlo de su pasión por el deporte, más bien fue un impulso que lo llevó a lograr metas inimaginables.

En 2011 y tras 15 años de pausa por la pérdida de su extremidad, Manuel se volvió a encontrar con el asfalto.

Así inició un proceso que le terminó abriendo oportunidades en disciplinas como fútbol para amputados y voleibol sentado.

Actualmente quiere desarrollar un proyecto que brinde oportunidades de entrenamiento y práctica de actividad física para personas con discapacidad.