Última Hora

La familia del piloto que murió este sábado junto a un estudiante de aviación en Guanacaste, lo recuerdan como un amante de su profesión la cual ejercía desde hace seis años.

Según afirma su hermano, Eloy Mora, ese día decidió acompañar al estudiante de aviación José Alberto Arroyo, para que este pudiera completar más tiempo en las prácticas que realizan para convertirse en pilotos.

La noticia de la tragedia les marcó su vida, afirma que es de los momentos más difíciles que les ha tocado vivir.

Esteban era amante de los aviones desde que era pequeño, su pasión por volar lo llevó al punto de no tener ni un solo día de descanso.

Aviación Civil ya investiga el caso para tratar de dar con las causas que mediaron en este fatal accidente.

Esteban tenía más de 2 mil horas de vuelo y unos 6 años de volar avionetas similares a la que se precipitó.

Hoy en medio de su dolor, la familia de este joven piloto se refugia en una frase que constantemente esteban repetía, frase que recordaran todos los días.