Última Hora

Con apenas seis años, Keilor tuvo que tomar una de las decisiones más difíciles de su vida: aceptar vivir sin una pierna.

Un cáncer de huelo lo tomó por sorpresa y desde entonces él decidió llegar a convertirse en médico. Atrás dejó los miedos, en un pueblito de San Vito de Coto Brus, para iniciar este año desde su segunda casa, una Villa Universitaria, la conquista del sueño.

Sí usted desea ayudarlo, no dude en llamarlo al: 8963-3880