Última Hora

Un campeonato virtual con ambiciones muy reales y medios sin precedentes: la NBA arranca este martes su liga de NBA 2K con el fin de convertirse en protagonista de los deportes electrónicos.

El campeonato de 2K, videojuego líder en su sector, contará con su fase regular, sus playoffs e incluso con su draft, en el que participó el Comisionado de la NBA Adam Silver.

La franquicia NBA 2K ha vendido más de 60 millones de ejemplares desde su primer lanzamiento, en 1999, y su liga será un campeonato totalmente profesional.

"Es nuestro cuarto campeonato: está la NBA, la WNBA, la G-League y ahora esta liga que viene a formar parte de nuestra familia", aseguró Silver durante el draft, en febrero.

"Es muy emocionante acoger a una nueva generación de jugadores NBA", añadió en la presentación de los 102 "gamers" que participarán en el torneo como "deportistas que se entrenan de manera extremadamente dura".

Un millón de dólares en premios

El exabogado de aspecto austero y visto como un visionario desde que tomó el mando de la NBA en 2014, cayó presa del encanto de los "e-sports" cuando asistió en agosto de 2015 al Madison Square Garden, donde 22.000 espectadores presenciaron la final estadounidense del campeonato de League of Legends, la referencia absoluta de los deportes electrónicos actuales.

Silver convenció entonces rápidamente al grupo americano Take-Two Interactive, editor del NBA 2K, de embarcarse en esta aventura.

La NBA 2K League se disputará durante 17 semanas, hasta agosto, con 15 de temporada regular, dos de playoffs y tres torneos independientes, y repartirá un millón de dólares en premios.

Diecisiete de las treinta franquicias de la NBA aceptaron crear su propio equipo de seis jugadores, que reciben un salario cada uno de entre 32.000 y 35.000 dólares por los seis meses que dura la liga, además de tener el alojamiento incluido.

"Fue fácil tomar esta decisión", explicó Jason Wexler, presidente de operaciones comerciales de los Memphis Grizzlies.

"No es una moda, es un verdadero deporte, con un modelo comercial, y más vale subirse al tren ahora que hacerlo después de que parta", añadió.

Gracias a su campeonato virtual, que se jugará en un estudio en Nueva York y será retransmitido en la plataforma especializada Twitch, los responsables de la NBA esperan llegar a tres tipos de público diferentes.

"Hay millones de jugadores repartidos por el mundo que juegan al NBA 2K (...) También hay 1.400 millones de aficionados que siguen la NBA y es otra manera de llegar a ellos. Por último, en nuestra opinión hay otra audiencia muy importante: los 200 millones de personas que siguen los 'e-sports'", detalló Brendan Donohue, el jefe de la NBA 2K League.

Para "fichar" a esos 102 jugadores se realizó un casting virtual abierto a todos los que hubieran disputado al menos 50 partidos en el modo "Pro-Am", en el que más gente participa en el NBA 2K18.

72.000 candidatos

En ese modo, el humano controla a un solo jugador. A la primera ronda llegaron 72.000 candidatos, que tuvieron que disputar 40 partidos con un jugador creado de manera predefinida por los organizadores.

Tras varias cribas, solo quedaron 102 personas, la mayoría de ellas estadounidenses, que fueron elegidas a continuación en un verdadero draft, como los de la NBA, por los 17 equipos.

"Como todo ocurre con ordenadores, teníamos todo tipo de datos y estadísticas. También me entrevisté con ellos para conocer sus personalidades", explicó Lang Whitaker, el mánager general de Grizz Gaming, el equipo de "e-sports" de Memphis.

Desde el draft, Whitaker supervisa el entrenamiento de sus jugadores. "Ya estaban acostumbrados a jugar prácticamente durante todo el día por su lado (...) solo hizo falta que aprendieran a jugar juntos".

A pesar de que el fenómeno 2K llegó después de League of Legends u Overwatch, juegos de guerra o de tiros en mundos futuristas, Whitaker no tiene dudas de que la liga será todo un éxito.

"Otros campeonatos de 'e-sports' se basan en mundos ficticios que no te dicen nada mientras que todo el mundo, o casi todo, sabe a qué se parece un partido de básquetbol".