Última Hora

Su debut en el banquillo llegó de forma inesperada y tal vez no como él mismo hubiera preferido.

Presentado primero como preparador físico y mano derecha del técnico Rubén Israel, Dos Santos llegó a Alajuelense con la idea de impulsar un proyecto que lleva rato de campaña en las arcas manudas, pero sigue sin despegar. 

Tras una enfermedad el técnico Israel tuvo que hacerse a un lado y sin tan dirigir una sola vez abandonó el banquillo. 

Desde ahí las cosas ya no venían bien para los rojinegros que tras la recomendación del propio estratega decidió dejar su puesto en "buenas manos" en sus propias palabras, por lo que su puesto recayó en Dos Santos, en otra improvisación por parte de la directiva manuda. 

La noticia no solo sorprendió al propio preparador, sino que también causó sorpresa entre los jugadores, algunos directivos y la afición. 

De la noche a la mañana comenzó su periplo como entrenador y lo hizo debutando en los 90 Minutos por la Vida en enero anterior y dejó buenas sensaciones al ganar el mini torneo. 

Ya en su debut en Primera División, Dos Santos le ganó a Grecia como visitante 1-2 y a partir de ahí dejó buenas sensaciones hasta que cayó estrepitosamente 1-4 en Pérez Zeledón.

Ese día comenzaron las críticas y dudas con las que tuvo que convivir a lo largo del Clausura 2018. 

Luego vino su primer clásico nacional en el Estadio Nacional donde cayó 1-3 y dejó una presentación poco agradable para el público. 

De hecho, los clásicos significaron una piedra en el zapato para Dos Santos, pues no ganó ninguno y en el último dejó ir una diferencia de tres goles para terminar empatando 3-3 con un estadio Morera Soto que pedía su cabeza.

Finalmente, este domingo la directiva no aguantó más y un gol de Alexis Gamboa del Santos de Guápiles en el último minuto de juego acabó con la paciencia por lo que el charrúa fue destituido este lunes.
Los aciertos de Dos Santos. 

Pero no todo fue malo bajo el mando del timonel rojinegro, estos fueron algunos de los aciertos que tuvo el uruguayo al frente de Alajuelense: 

Acierto con la dupla ofensiva. 

Lo mejor de Alajuelense, no solo en este torneo, si no en muchos años. Con Dos Santos al frente la dupla Roger Rojas-Jonathan McDonald brilló como nunca convirtiéndose en la delantera más letal del certamen. 

Oportunidad al talento joven.

Con el charrúa, los jóvenes Adonis Pineda y Luis Sequeira se convirtieron en puntos altos y fueron referentes de las alineaciones rojinegras. Ambos fueron variantes agradables cuando alguno de los titulares no estuvo como el caso de Patrick Pemberton. 

Polifuncionalidad de Cubero.

En otra cosa que acerto fue en la polifuncionalidad de José Miguel Cubero, el cual pasó de jugar en la contención a encontrar cabida en la parte baja del equipo. 

Clasificación a la siguiente fase. 

Con el estratega Alajuelense volvió a saborear una fase final desde el Invierno 2016, un mérito para el técnico en apenas su primera temporada.

Los pecados de Dos Santos.

Bajo rendimiento ante los rivales directos.

Una de las cuestiones que más se le critican al charrúa son los malos resultados que obtuvo ante los rivales directos al título. Por ejemplo, su rendimiento ante los clubes que están en la cuadrangular final del certamen apenas llega al 29%. 

Además, pesa mucho el hecho de no ganar ni un solo clásico, sobre todo el último donde iba ganando 3-0 y al 64' y al final tuvo que conformarse con el empate.

Mala lectura de juegos claves.

Desde que cayó 1-4 en Pérez Zeledón las críticas no tardaron. Aquel día muchos criticaron su falta de criterio a la hora de realizar los cambios, así como una mala lectura. 

El asunto pasó a tema mayor en el primer clásico de la cuadrangular final al sacar a Luis Garrido cuando la Liga ganaba 3-0 y desde ahí desmantelar al equipo que empató 3-3 en el Morera Soto. 

Poco apoyo de sus asistentes.

No solo Dos Santos falló en el banquillo manudo. Sus asistentes Cristian Oviedo y Wilmer López apenas se hicieron sentir en la toma de decisiones.
Poca comunión con la afición.

Dicen que la voz del pueblo, es la voz de Dios. Cuando la grada habla en el Morera Soto poco queda por hacer. Dos Santos nunca contó con un verdadero respaldo de sus aficionados, por más buen nivel que lograra la comunión con la grada nunca estuvo.

Rendimiento de Dos Santos al frente de Alajuelense:
24 juegos
13 victorias
5 empates
6 derrotas
61% rendimiento