Última Hora

Qué difícil se hace el fútbol cuando el silbato se convierte en el principal protagonista dentro del terreno de juego.

El espectáculo se corta y las emociones de los remates al arco y las jugadas de lujo, dan paso a empujones y roces sin sentido.

Pese a nadar en aguas turbulentas, el Herediano se impuso 1-0 al Saprissa en el duelo de poder a poder que terminó lleno de faltas y que por momentos no parecía llegar a decantarse para cualquiera.

El juego arrancó con muy poca claridad y con un aburrido juego cortado por la enorme cantidad de faltas, al punto que la primera acción del partido fue una falta a los cinco segundos.

Así dio inicio una guerra de piernas en el Rosabal Cordero. Los Azofeifa en el bando rojiamarillo y los Mariano Torres en el Saprissa, padecieron más del juego brusco. Ambos armadores de juego apenas si tuvieron chance de soltarse dentro de la cancha.

Aplauso para el cuadro rojiamarillo que siempre busco el arco rival en cuanto tuvo chance. Una de ellas terminó en el horizontal de Kevin Briceño en la primera mitad.

El primer tiempo se convirtió en un concierto de faltas que cerró con una tarjeta roja directa para el hondureño Jerry Bengtson tras un supuesto –y polémico- manotazo a Leonado González.

Leo le ganó el duelo de colmillo al catracho y le “vendió” bien la falta al árbitro Keylor Herrera.

Pese al hombre menos, Saprissa hizo méritos en la complementaria y no adoleció la roja, pues incluso tras el gol local le calentó varias veces las manos al meta Leo Moreira.

Cuando menos claro estaba el encuentro, Herediano se topó la gloria en una gran jugada que comenzó Allan Cruz (punto alto florense), continuó Jairo Arrieta y llegó a rematar José Sánchez para el 1-0 definitivo al 76’.

El triunfo, más allá del mérito de sentirse vencedor en tan trabado juego, le permite al Herediano estar más cerca de ganar la cuadrangular final y así convertirse automáticamente en el campeón nacional tras ganar la primera fase.

Con este panorama y a la espera del resultado de este domingo entre Alajuelense y Santos, los rojiamarillos llegan a seis puntos y estarían a dos compromisos de coronarse si los resultados se les dan.