Última Hora

Con información de Lucía Pineda de 100% Noticias

Miles y miles de nicaragüenses provenientes de diferentes partes del vecino país se lanzaron a las calles de Managua para pedir el fin del gobierno de Daniel Ortega y clamar por la paz.

Los manifestantes acudieron al llamado realizado por la iglesia católica de boca del cardenal Leopoldo Brenes y Silvio Báez, el obispo auxiliar de Managua, quienes se han opuesto a la violencia empleada por el Gobierno contra quienes han protestado desde hace 10 días por una reforma al régimen del sistema de salud, que luego el mandatario retiró.

Hasta el momento se contabilizan 34 muertos y más de 400 heridos de manos de policías y las fuerzas sandinistas. Sin embargo grupo de derechos humanos aseguran que la cantidad de víctimas mortales supera las 40.

La gran manifestación de este sábado terminó en la catedral de la capital, donde los convocados aprovecharon para cantarle las mañanitas a Báez, quien cumple 60 años este 28 de abril.

Los clérigos -quienes fueron llamados por Ortega para que medien un diálogo nacional- advirtieron que si el gobierno no atiende las inquietudes y demandas de la población en el plazo de 30 días, entonces anunciarán al país que el diálogo fracasó.

Esto mientras las miles de almas coreaban "¡que se vayan!", "¡que se vayan!".

A esta convocatoria también acudieron feministas, población LGBTI, familiares de los asesinados y miles de campesinos que llegaron desde diferentes puntos del país.

Estos últimos son los principales opositores a la construcción del canal interoceánico, que Ortega pretende construir de costa a costa y cuya concesión se le otorgó al empresario chino Wang Jing por Ortega en condiciones nada transparentes.