Última Hora

El líder Juventus consiguió remontar en la recta final un partido que tenía perdido y que terminó ganando 3 a 2 en el campo del Inter de Milán, que jugó con diez casi todo el duelo, este sábado en la 35ª jornada de la Serie A.

Un gol en contra de Milan Skriniar (minuto 87) al tocar un disparo con poco ángulo de Juan Cuadrado y una diana del argentino Gonzalo Higuaín (89) convirtieron el drama en celebración en las filas de los 'bianconeri'.

El Inter había logrado llegar ganando a los últimos instantes gracias a un gol del también argentino Mauro Icardi (52) y un tanto en contra de Andrea Barzagli (65), con los que había dado la vuelta a la situación tras la ventaja inicial del brasileño Douglas Costa (8) para los turineses.

Fue por lo tanto un partido loco en el que la Juventus atravesó por momentos de auténtica angustia, al verse por momentos camino de la derrota ante un Inter que llevaba jugando con diez desde el minuto 15 por la expulsión del uruguayo Matías Vecino.

El gol de Higuaín actuó como una intervención de los bomberos para apagar un incendio y permitió respirar aliviado a Massimiliano Allegri. 

De la posibilidad de perder el liderato el domingo, la Juventus pasó con su reacción final a consolidar su liderato y ponerse provisionalmente con 4 puntos de ventaja sobre el Nápoles (2º), que ahora tendrá el domingo la presión de su parte en un estadio complicado, el de la Fiorentina (9ª).

Después de dejarse cinco puntos de los seis últimos posibles y de ver cómo el Nápoles, ante el que perdió en casa el pasado fin de semana, se acercaba a apenas un punto, la 'Juve' pudo salir de esas arenas movedizas y sobrevivió a uno de los partidos teóricamente más duros que le quedaban en el final del campeonato.

En el otro partido del sábado, la Roma, que el miércoles buscará remontar un 5-2 adverso ante el Liverpool en la vuelta de semifinales de la Liga de Campeones, dio un paso importante para clasificarse para la próxima edición del máximo torneo europeo, al ganar 4-1 al Chievo (17º).