Última Hora

El Juzgado Penal de Santa Cruz impuso seis meses de prisión preventiva al exfutbolista limonense Rayner Robinson bajo sospechas de liderar un grupo narco que fue desmantelado esta semana en Tamarindo.

Junto con Robinson otras 13 personas permanecerán el mismo tiempo en preventiva, a pesar de que la Fiscalía solicitó para todos un año bajo esta medida cautelar.

Según el Ministerio Público, Robinson y dos hermanos -que se encuentran en fuga- movían marihuana y cocaína desde Limón a varias playas de Guanacaste, principalmente Tamarindo.

La organización tenía como centro de operaciones un hotel ubicado en esa comunidad del Pacífico norte.

Además, los hermanos Robinson reclutaron a dos oficiales de la Fuerza Pública quienes, al parecer, filtraban información sobre los retenes y operativos para que el grupo trasegara la droga sin inconvenientes.

Los hermanos del exjugador son Delrick y Erick Robinson Watson, quienes, de acuerdo con el Ministerio Público, eran los que manejaban la distribución de estupefacientes en Tamarindo, Brasilito y Flamingo, entre otras playas.

Rayner fue detenido en su casa en Corales 2 de Limón. Los demás sospechosos cayeron en Guanacaste.

Por este caso el OIJ decomisó drogas, dinero en efectivo y vehículos.

Esto reafirma lo que ha ocurrido en las últimas semanas cuando futbolistas han sido detenidos como parte de organización dedicada al crimen organizado.

Los dos casos más recientes el de Román Arrieta quien era portero de San Carlos en la primera y segunda división y cumple 6 meses de prisión preventiva por tráfico internacional de drogas y legitimación de capitales.

Dos hermanos exjugadores de Grecia también están en prisión preventiva por tráfico de drogas.

Robinson, por su parte, jugó en primera división con Saprissa, Herediano, Santos y Limón era el encargado de proveer marihuana y cocaína.