Última Hora

El capitán del Real Madrid, Sergio Ramos, se mostró contento tras ganar 2-1 en el campo del Bayern de Múnich en la ida de semifinales de la Liga de Campeones, pero advirtió que "todavía no hemos hecho nada".

"Creo que el primer paso está dado, falta rematarlo en casa, nos llevamos el resultado a favor, pero todavía no hemos hecho nada, hay que mantener muchísimo la calma, el máximo respeto a un grandísimo Bayern e intentar repetir este tipo de partido en casa", dijo Ramos a pie de campo a la televisión BeIn Sports.

El capitán blanco consideró que "hemos estado muy sólidos, hemos defendido muy bien, hemos sabido juntar esas líneas, y ¿quien decía que iba a ser fácil?, la gente espera que ganemos 0-3, pero es muy complicado ante un grandísimo rival, jugándote una final de Champions".

Sergio Ramos reconoció que el equipo blanco acabó sufriendo ante un Bayern lanzado al ataque.

"Cuando te pones por encima en el marcador, inconscientemente te vienes un poco atrás y sufres un poquito", dijo.

"Ellos han querido ir a por el partido, hemos sabido aprovecharlo en ese 1-1 defendiendo bien y en una contra, hemos sabido matarlo", añadió el capitán 'merengue'.

Sergio Ramos elogió el trabajo de los jóvenes Marco Asensio y Lucas Vázquez, al que le ha tocado pugnar "contra Ribéry que es uno de los mayores y mejores jugadores que hay en este mundo y lo ha hecho muy bien".

Lo importante es que "salga quien salga, que salga con esa chispa, con esas ganas de querer aportar y de sumar al grupo, que es lo que nos va a hacer conseguir los objetivos", concluyó.