Última Hora

En Alajuelita se instalarán cámaras de vigilancia en las zonas más peligrosas.

Cada día se detienen a cuatro personas en ese cantón por asaltos o venta de drogas.

Alajuelita se convirtió en un cantón bastante peligroso, que poco a poco la municipalidad, con diferentes proyectos, trata de devolverle la tranquilidad a los pobladores.

Con frecuencia se dan asaltos, robos, balaceras, asesinatos, venta de drogas e incluso violaciones.

Para evitar que la inseguridad incremente, se instalarán 12 cámaras de vigilancia en las zonas de más riesgo.

En el 2017 se aprehendieron a 1.205 y en lo que va del 2018 ya se detuvieron a 450.

Entre los delitos más comunes están los asaltos, venta de drogas, violencia intrafamiliar, delitos sexuales, armas y explosivos entre otros.

El sistema de vigilancia y monitoreo entrará en funcionamiento gracias a la labor municipal y se espera que estén listos en máximo 5 meses.