Última Hora

Unas capas que son vitales en trabajos externos como lo es el cafetal.

Todo inició como una idea de emprendimiento que a pocos días se vio reforzada por un cáncer de piel que sufre el padre de la casa.

Lo cierto del caso es que madre e hija se encargan de alistar capas que en el invierno son la salvada para los cafetaleros y lo hacen desde su casa.