Última Hora

Este domingo el presidente de Nicaragua Daniel Ortega y su esposa Rosario Murillo, enviaron un mensaje en al pueblo nicaragüense ante la oleada de manifestaciones que se viven desde hace cinco días.

Según Ortega, su gobierno ha mandado a cancelar la resolución del seguro social -detonante de las protestas- para en los próximos días entrar en dialogo. 

“Todos tendremos que aportar a la seguridad social y a las condiciones de cada uno de nosotros y de las empresas. No queremos que los trabajadores se hundan más. Hemos cancelado la resolución que sirvió como detonante de las protestas. Ya tenemos nuevas medidas. No podemos permitir que en este país se imponga el caos y el crimen, vamos a actuar conforme a la ley”, dijo Ortega.

En la cadena televisiva difundida por Canal 4, el comandante se encontraba acompañado de  empresarios del sector textil y zonas francas, quienes le ordenaron mantener la paz.

“Las estaciones de gasolinera pronto se quedarán sin combustible, y los supermercados sin alimentos. Esperamos que con esta reunión todo regrese a la normalidad. Todos los que estamos en este país vivimos acá por todo lo maravilloso que tienen acá. Nuestras empresas representan más de 133 mil puestos de trabajo. Estas manifestaciones nos están afectando a todos. De manera urgente exigimos que se restablezca la paz para regresar a la normalidad”, expresó un empresario estadounidense.

Además de hablar de la reforma del seguro social, Ortega aprovechó para solidarizarse con las familias de las más de 30 personas que han perdido la vida en estos días de manifestación.

“Lamentamos las muertes de las personas en estos momentos. Nos solidarizamos con todas las familias afectadas. Hacemos un llamado a la paz. Debemos mantener a los empresarios tranquilos. No queremos que se siga derramando la sangre de nuestros hermanos. Por esta razón quiero comunicar que entraremos en dialogo”, añadió Ortega.

Se espera que en las próximas horas los encargados de dialogar con el gobierno envían una respuesta ante estas declaraciones, para determinar la situación actual que se vive en Nicaragua.