Última Hora

A los 2 años una enfermedad le ocasionó perder la vista a Henry Martinez; hoy es el primer ciego surfista que representa a Costa Rica en un mundial.

Es un joven baluarte, luchador, esforzado y constante.

Tiene 22 años, estudia en la Universidad de Costa Rica dos carreras y en las olas se convirtió en un maestro.

Apenas tenía dos años de vida cuando Henry perdió la vista, eso jamás fue obstáculo para seguir sus anhelos y cumplir todos sus sueños.

Sus habilidades son extraordinarias, únicas e inigualables y su don de buena gente cautiva a cientos de personas.

Su vida no ha sido fácil pero él es un guerrero, esos guerreros que vale la pena apoyar.

Las olas de las playas de Jacó son sus amigas, sus compañeros parte de su familia y el escudo del país lo lleva en el pecho orgulloso de ser costarricense.

Henry entrena junto a otras personas con condiciones diferentes en playa Jacó.

Este vecino de Tres Ríos y se presentará este sábado en el TedEx donde contará su historia de vida.