Última Hora

El entrenador del Besiktas fue hospitalizado este jueves tras resultar herido en la cabeza por un objeto lanzado en pleno partido de la Copa de Turquía contra el Fenerbahçe, un incidente que motivó que el árbitro suspendiera el partido.

El derbi, uno de los más tensos de Europa, quedó interrumpido en el minuto 57, después de que Senol Günes cayera al suelo en la zona del banquillo, con sangre en la cabeza.

Según la prensa turca, Günes fue alcanzado en la cabeza por un objeto no identificado, lanzado en principio desde la grada.

El técnico turco fue evacuado a los vestuarios, donde el personal médico de su club le cosió la herida en el cráneo, según las imágenes difundidas por los medios.

El entrenador fue luego conducido de urgencia al hospital.

El árbitro, Mete Kalkavan, decidió suspender el partido de vuelta de las semifinales de la Copa, que se disputaba en el terreno del Fenerbahçe, en la orilla asiática de Estambul. El marcador en ese momento era de 0 a 0.

"Estoy muy triste", declaró el presidente del Besiktas, Fikret Orman, antes de puntualizar que el estado del entrenador era "bueno".

A sus 65 años, Senol Günes es uno de los técnicos más respetados de Turquía. Guió a la selección nacional a semifinales en el Mundial de 2002, donde el país fue tercero, el mejor resultado de su historia.

Detenciones

Las cadenas de información NTV y CNN-Türk informaron que 15 personas habían sido detenidas en relación con los actos violentos. Entre ellos figura un hombre sospechoso de haber lanzado un ladrillo a Günes.

Este incidente suscitó numerosas reacciones en las redes sociales, donde internautas pedían a la Federación Turca de Fútbol (TFF) que sancionara al Fenerbahçe y declarara ganador del choque al Besiktas.

La TFF indicó en un comunicado que tomará una decisión "la próxima semana".

El incidente se produjo tras una escalada de tensión en la primera parte, con la expulsión principalmente del defensa portugués del Besiktas Pepe a la media hora, por una fuerte entrada.

El árbitro había interrumpida ya el partido durante cinco minutos en la primera mitad, después de lanzamientos de objetos contra los jugadores del Besiktas que se disponían a lanzar faltas.

Los derbis en Turquía, principalmente entre los tres grandes de Estambul (Galatasaray, Besiktas, Fenerbahçe), acostumbran a disputarse con gran tensión.

En septiembre, el primer duelo de la temporada entre Besiktas y Fenerbahçe quedó marcado por una lluvia de tarjetas (cinco rojas, doce amarillas) y dos penales.

La ida de semifinales de Copa entre Besiktas y Fenerbahçe (2-2) también fue tensa, con una expulsión para los primeros y dos para los segundos.