Última Hora

Con imágenes cortesía de Lucía Pineda de 100% Noticias

Heridos por doquier producto de perdigones, piedras y palos lanzados por policías y grupos afectos al gobierno de Daniel Ortega.

Barricadas, marchas y mucho enojo popular extendido por diferentes partes del país.

Nicaragua se encuentra sumida en una crisis social desde este miércoles, cuando estudiantes universitarios y ciudadanos comunes se tiraron a las calles para protestar por una serie de reformas al sistema de salud (INSS).

La protesta fue convocada por estudiantes de la UNA opuestos a la reforma, que aumenta el monto de cotización a patronos y trabajadores e impone una deducción del 5% a la pensión de jubilados para atención médica.

Las protestas iniciaron el miércoles cuando al menos 18 personas, entre ellos periodistas, resultaron con heridas y golpes por objetos contundentes al ser sorprendidos por grupos de choque que se identifican con el gobierno.

Las protestas con alternados también han ocurrido en León (oeste) y Matagalpa (norte), según reportes de redes sociales.

Los cambios al sistema de pensiones fueron recomendados por el Fondo Monetario Internacional (FMI) a fin de darle sostenibilidad al Instituto Nicaragüense de Seguro Social (INSS).

Aunque el gobierno mantuvo intacto la edad de jubilación y el número de cotizaciones para pensionarse, los aumentos en las contribuciones han sido rechazados por empresarios, sindicatos opositores y sociedad civil.

El Gobierno de Ortega ordenó a las cableras bloquear la señal de los canales 12 y 100% Noticias, que denunciaron en sus redes sociales que el régimen orteguista no desea que el país y más allá conozcan lo que ocurre en Nicaragua.

Por su parte, la primera dama y vicepresidenta, Rosario Murillo, aseguró que las protestas rompen con la "paz social" que "mucho le ha costado" al país, al tiempo que justificó las agresiones que los manifestantes han sufrido por parte de la policía y la Juventud Sandinista.