Última Hora

La diputada del Partido Acción Ciudadana (PAC) Marcela Guerrero denunció el pasado 10 de abril en el Congreso al exmagistrado Celso Gamboa -horas antes de su destitución- luego de pedirle a ella como a su colega, Marco Vinicio Redondo, no asistir a la sesión para evitar su separación del cargo.

Según cuenta Guerrero y así lo mostró, Gamboa le envió un mensaje vía WhatsApp y le escribió que no fuera a la sesión.

“Yo corroboré que el número del que me estaban escribiendo fuese el de Celso, y ahí me pidió que no fuera a la sesión para poder manejar el mínimo cuórum y tener una votación favorable para él”, expresó la diputada.

Por su parte, Marco Vinicio aseguró que Gamboa lo llamó y le pidió que dijera que estaba enfermo luego de haberse comido unos chicharrones o un chifrijo.

Por esta situación -este miércoles 18 de abril- la vivienda de Celso Gamboa ubicada en Tres Ríos de La Unión, Cartago, es allanada por la Fiscalía por presunto tráfico de influencias.

“La diligencia obedece a una causa penal abierta la semana anterior por presunto tráfico de influencias, por aparentemente solicitar a diputados y diputadas que se ausentaran de la votación en la que se le podía destituir del puesto”, señala el Ministerio Público mediante un comunicado de prensa.

Google desmintió que fuera a contratar al exmagistrado Celso Gamboa para algún puesto