Última Hora

El próximo viernes se realizará una audiencia preliminar donde se podría resolver el futuro de dos sospechosos de agredir a un aficionado del Cartaginés.

En la audiencia se examinará la acusación de la fiscalía, la acción civil resarcitoria y la querella por este caso ocurrido en agosto del año anterior en las afueras del estado Fello Meza en Cartago.

Pero además, se determinará el futuro de dos de los tres hombres los cuales fueron vinculados con la agresión de la que fue víctima el joven Esteban Brenes.

Durante esa audiencia que iniciará a las 8 de la mañana dos de los sospechosos tendrán la oportunidad de someterse a un proceso abreviado, es decir que ambos podrían solicitarle al juez que se les imponga una condena si aceptan la culpabilidad de los hechos.

Por este caso figura un hombre más que permanece en prisión preventiva pues al sujeto se le atribuye la agresión más fuerte que tuvo el joven aficionado y la cual le ocasionó varios daños en su cabeza.

Esteban Brenes actualmente recibe varias terapias que le ayudan a recuperar poco a poco su habla y la movilización de su cuerpo, ya que luego de esta golpiza quedó en cama varios días y con daños irreversibles.

Por este caso la Unafut y el Club Sport Cartagines ya fueron demandados formalmente. Esta se basa en la negligencia.

Según el abogado del joven agredido, estas dos instituciones no tenían aprobación del plan de seguridad que correspondía para ese partido donde se dio el hecho.