Última Hora

Una deuda de 250.000 colones podría ser la causa por la que una mujer fue asesinada de varios golpes en la cabeza en Pejibaye de Jiménez de Cartago.

La última conversación con una de sus amigas dejó claro que Mónica Retes Támez temía por su vida.

La mujer fue encontrada muerta la tarde del domingo en una zona a la orilla del río Pejibaye.

Un finquero que camina por el lugar fue quien encontró el cuerpo de la víctima que estaba cubierto de un plástico y hojas de plátano.

Una de sus amigas recuerda que se topó con Mónica el jueves por la noche cuando recién salía de la casa en donde vivió los últimos quince días en el barrio Plaza Vieja.

El Organismo de Investigación Judicial (OIJ) levantó el cuerpo tal cual fue encontrado para que en medicatura forense pudieran determinar con precisión qué heridas sufrió la víctima.

Los primeros resultados de la autopista revelaron que Mónica sufrió múltiples golpes en la cabeza.

Familiares y amigos coinciden en que Mónica de 30 años, tenía problemas de adicción a las drogas y que era frecuente que visitara el lugar en donde la asesinaron para ingerir licor y estupefacientes.

Hace dos semanas se separó de un novio que tuvo durante mucho tiempo y en días recientes se le relacionó con un nicaragüense conocido solo como Larry, quien le habría dado 50.000 colones para ayudarle a pagar una deuda que tenía de 250.000 colones.

El OIJ busca a los dos hombres con quienes se relacionó Mónica con el fin de obtener datos que permitan determinar si tuvieron o no algún vínculo con el homicidio.

A la víctima quien deja dos niñas de 11 y 13 años, la velan en la casa de su mamá en el centro de pejibaye.