Última Hora

El portero sancarleño Román Arrieta Soto pasará seis meses de prisión preventiva, en virtud de que se le atribuye la comisión de delitos de tráfico de drogas y legitimación de capitales.

Al imputado se le vincula con el decomiso de 910 kilogramos de cocaína, ¢51.000.000, $22.900 y €4000, hace un año, en una empacadora ubicada en Peñas Blancas de San Ramón. 

En esa oportunidad se logró la detención de una pareja apellidada Salazar Salas y Castro Morales, quienes actualmente cumplen prisión preventiva.

En esa ocasión, se sospecha que Arrieta no fue arrestado porque huyó del sitio, pero dejó en el lugar su teléfono celular. 

Precisamente, parte de la prueba decomisada ayer en su casa, en Aguas Zarcas, fue un documento de una empresa de telefonía, en el cual se acredita que el futbolista solicitó una nueva tarjeta SIM solo un día después de los decomisos y las detenciones en la empacadora.

La Fiscalía de La Fortuna continúa investigando este caso en el expediente 17-000205-799-PE.