Última Hora

El presidente electo de Costa Rica, Carlos Alvarado, y la presidenta ejecutiva de Incofer, Elizabeth Briceño, informaron este jueves sobre el status del proyecto del Tren Eléctrico Interurbano y la ruta crítica que se trazará para hacerlo realidad.

Alvarado reiteró que esta obra será la columna vertebral del sistema integral de transporte público que impulsará durante su gobierno.

Detalló que “como una de las primeras acciones, se asignará en Presidencia una unidad para dar seguimiento directo a este proyecto, de modo que la construcción empiece en 2021 y finalice su primera etapa antes de mayo de 2022”.

La obra consiste en un sistema de tren eléctrico a doble vía sobre 79 kms en el derecho de vía actual, que conectará por medio de un viaducto un eje principal de este a oeste, entre las ciudades de Cartago, San José, Heredia y Alajuela.

De los 79 kms del proyecto 61 kms están en operación y se recuperaron 3,5 kms de Belén a San Rafael a finales del año pasado.

“A inicios de mes comenzamos la rehabilitación hasta Paraíso (5,5 km) para que a julio de este año tengamos disponible 70 de los 79 km para el proyecto”, precisó la funcionaria de Incofer. 

La inversión estimada del proyecto a nivel de infraestructura es de $1.353 millones y en equipo, incluyendo su renovación de $256,50 millones.

Finalmente, comentó que se cuenta con un borrador de cartel para la licitación del proyecto, mediante la Ley de Concesión de Obra Pública, y que hay unas 30 empresas que han mostrado interés en este proyecto.

El pasado 1 de abril, Carlos Alvarado hizo un llamado a la Asamblea Legislativa, al Consejo Nacional de Concesiones, al MEP, a la Fundación Omar Dengo y al Incofer para empezar a trabajar en seis proyectos.

Uno de esos llamados fue, precisamente al Incofer, para avanzar en la actualización del status del tren eléctrico interurbano e iniciar la integración de trabajo conjunto con el gobierno eléctrico para hacer realidad este proyecto.