Última Hora

La vida de alguna persona está en peligro. Se requiere asistencia inmediata, pero el lugar donde está el paciente es de difícil acceso, caminando se dura en algunos casos más de un día.

Por eso el Servicio de Vigilancia Aérea se convirtió en una herramienta de gran ayuda para cientos de personas que sufrieron algún accidente en la montaña o tienen graves problemas de salud.

Durante el 2016 se realizaron 253 vuelos ambulancia, el año pasado fueron 280 y en los primeros meses de este 2018 ya se contabilizan 50.

Algunas comunidades montañosas de Limón y Puntarenas, además de otras localidades de Turrialba se encuentran ubicadas en zonas de difícil acceso, por lo que estos vuelos ambulancia se vuelven vitales.