Última Hora

Todos los 23 de cada mes la iglesia de la Aurora de Heredia, la casa del padre Pío se convierte en el día de las buenas obras.​

Aquí siguen el legado de este franciscano, quien impactó con su testimonio y su amor a Dios y al prójimo.

Ese día llegan de todas partes del país los fieles que conocen la obra y llevan comestibles y ropa para bebés.

Desde hace dos años apoyan a las mujeres que se arrepintieron de abortar y decidieron tener a su hijo.

Además los fieles y devotos del padre Pío aprovechan para tener de cerca uno de los guantes que uso el sacerdote en vida, con los que cubría sus estigmas.

El padre Pío murió el 23 de setiembre de 1968 en Italia.