Última Hora

Será toda una novedad en el Mundial de Rusia 2018. La FIFA explicó cómo utilizará el video para situaciones específicas arbitrales durante la competición mundialista.

El equipo de videoarbitraje asistirá al réferi desde una sala centralizada situada en Moscú, al que las imágenes captadas en los doce estadios llegarán por fibra óptica.

El árbitro que dirige cada partido se comunicará con el equipo del VAR mediante un sistema de radio por fibra.

Serán cuatro árbitros por juego en la sala y tendrán acceso a 33 cámaras de las cuales ocho permiten la grabación súper lenta y seis la ultra lenta.

Durante el juego, el equipo arbitral observa constante el partido para detectar posibles errores manifiestos relacionados con: goles, penales, expulsiones y errores de identidad.

En siete aspectos concretos:

Faltas cometidas por un atacante, interferencia de jugadores en fuera de juego, faltas que conducen a un penal o cometidas por atacante, faltas que producen expulsiones, jugada o balón en fuera de juego que culmina en gol o penal, falta cometida dentro o fuera del área y confusión de identidad de jugador.  

“Una vez que el incidente ocurre, nosotros revisamos en un monitor que tiene un retraso de solo tres segundos, por lo que nosotros podemos decidir revisando con una detallada perspectiva”, señaló Felix Zwayer, asistente video arbitraje.

Los árbitros centrales pueden tocarse su oreja o hacer el símbolo del rectángulo para anunciar que están consultando a su equipo de video.