Última Hora

Don Carlos tiene 78 años y los últimos 38 los destinó a vender granizados en el parque de San Vicente de Moravia. 

Siempre carga una enorme sonrisa y una palabra de aliento para quien la necesite. 

Él afrontó un cáncer y un derrame en los últimos años, pese que le dijeron que debía descansar, siempre salió con su carrito a vender y esa fue su mejor terapia.