Última Hora

Carrillo, Santa Cruz, Cañas, Bagaces y más recientemente Tilarán. Estas son algunas de las zonas guanacastecas que recientemente han sido blanco de los cuatreros.

Estos últimos son personas que matan reses para robarse la carne, que luego venden sin ningún tipo de tratamiento higiénico y ponen en riesgo la salud pública.

Los ganaderos de estas zonas se sienten indefensos; el último ataque ocurrió en el sector de Parcelas de Quebrada Azul de Tilarán.

Los cuatreros o ladrones destazaron cinco cabezas de ganado de la finca de Isaías Calderón. 

Eran toros de 450 kilos cada uno, según la denuncia que hizo una persona al medio Guana Noticias.

Días atrás ocurrió algo parecido en fincas en Bagaces, Nandayure y Cañas, solo por mencionar algunas.

Las dos preocupaciones de los afectados es el sentimiento de inseguridad que los abruma, y la otra es la venta de esa carne en carnicerías de la región o en casas de habitación.

Días atrás también se presentó un hecho similar en Atenas, donde los finqueros no esconden su temor, porque después de las 7 p. m. el riesgo de que sus animales no amanezcan es muy elevado.

Durante los últimos días una banda organizada robó y destazó 30 vacas y caballos en diferentes fincas de la localidad alajuelense. 

Según testigos, cometen sus fechorías entre dos y tres veces por semana.

Las comunidades donde más se dan este tipo de delitos son Las Pavas, El Desmonte, Alto el Monte, Calle Salas y Barrio Jesús.

Con información e imágenes de Guana Noticias.