Última Hora

La municipalidad de Curridabat colocó pequeños postes en aceras para evitar que los carros obstruyan el espacio de los peatones, sin embargo, los comerciantes aseguran que la medida les está provocando pérdidas.

La alcaldía instaló los bolardos, o pequeños postes, para evitar que los conductores utilicen la acera como parqueo.

Los comerciantes alegan que los bolardos ahuyentan a los clientes.

¿Cómo eligió la alcaldía las zonas para colocar los postes?

Fue gracias a los reportes de doña Dinnia Campos, la patrullera peatonal, así como también de las fotografías de los ciudadanos a través de la aplicación "Yoalcalde".

La idea de la municipalidad es sustituir los bolardos en próximos meses, pues son conscientes de que los aparatos no son vistosos para el cantón.