Última Hora

Probablemente usted ya ha notado que cuando anda estresado termina comiendo más de la cuenta.

Eso que usted notó, la ciencia lo confirma.

Estudios demuestran que el estrés engorda tanto como comerse una hamburguesa doble con queso.

En el video adjunto a la nota le contamos lo que debe saber para que la ansiedad y las preocupaciones no lo engorden más.