Última Hora

Una paciente de cáncer de seno asegura ser víctima de mala praxis en el Hospital Calderón Guardia y ahora sufre por un implante de seno deforme que afecta su salud.

Jeannete Zúñiga es paciente desde el 2010 en dicho hospital donde le trataron el cáncer.

Ella enfrentó su enfermedad y tras una primera operación logró vencer la enfermedad, pero parte de su pecho se vio afectado.

Sin que ella lo solicitara abiertamente, el centro hospitalario le programó una cirugía reconstructiva de su seno derecho en julio 2016. Ahí fue cuando comenzó su pesadilla.

Tras dicha operación se empezaron a presentar síntomas de inflamación, la herida se abrió y experimentó fuertes dolores.

Algo que se extendió en principio por unos días pero luego continuó por varios años.

Los síntomas se intensificaron y ahora el implante que le colocaron se deformó causándole más molestias.

El centro hospitalario programó una nueva operación, pero ya doña Jeanette asegura estar cansada de los procedimientos médicos.

Intentamos obtener la versión del Hospital Calderón Guardia, sin embargo, no fue posible coordinar la entrevista.