Última Hora

Luego de Semana Santa el futuro de 74 choferes está en manos de las autoridades judiciales por conducir bajo los efectos del licor.

Los conductores sobrepasaron los 0.38 miligramos de alcohol por litro de sangre.

Superado ese límite, le compete a un juez de la República establecer la sanción que corresponde.

La cifra se mantiene constante si se le compara con el 2017 cuando 73 conductores fueron remitidos a las autoridades judiciales.

La detección de estos conductores borrachos se dio principalmente en rutas nacionales a la entrada o salida de centros turísticos.

Semana Santa dejó un saldo para las autoridades de tránsito de 6.687 infracciones con el lamentable saldo de 14 fallecidos en carretera y 330 heridos.