Última Hora

Eduardo Grijalba Pizarro tiene dos grandes pasiones: ser policía y artesano.

Luis hace maravillas con las llantas y con el dinero que recauda producto de la venta de artesanías apoya obras de bien social.

Desde hace 10 años forma parte de la Fuerza Pública.

Actualmente este santacruceño labora en isla Venado.

A él le encanta utilizar llantas porque tiene un doble propósito, ayuda al ambiente, evita criaderos de zancudos y por supuesto se convierte en maceteros o artículos decorativos para hogares y centros turísticos.

Este padre de familia tiene dos hijos y las artesanías se convirtieron en un ingreso extra para su hogar.

Sin duda, Luis es un gran ejemplo de que ser honesto es un privilegio y trabajador un honor.